viernes, 10 de junio de 2011

CUANDO UN BOSQUE MUERE

LOS PELIGROS QUE ACECHAN NUESTROS BOSQUES SON MUCHOS. LOS MÁS GRAVES SON LOS QUE TIENEN QUE VER CON NOSOTROS, LOS HUMANOS.
Cuando muere un árbol también su hada muere. Si miramos bien alrededor de su tronco, seguro que podemos encontrar las alas del hada. La seño nos ha mostrado una y nos ha dicho que la manipulásemos con cuidado, pues es muy frágil. Uno a uno la hemos tocado, así comprobamos que es suave, diminuta, delicada, transparente y a la luz del sol se pueden ver los colores del arco iris. Nos ha gustado mucho pero también nos ha puesto tristes.

Las hadas consideran una afrenta los atentados que cometemos los humanos contra la naturaleza. No pensamos que las consecuencias de estos actos las sufrirán las generaciones futuras. Los peligros más importantes que amenazan los bosques son: el fuego, la tala incontrolada, la contaminación, las plagas, la sequía, el desmonte para pasto y cultivo, la construcción de carreteras o urbanizaciones y la introducción de flora y fauna no autóctona. Aprendemos el significado de dos palabras muy importantes: deforestar y reforestar y cómo no, valoramos aún más la importancia de RECICLAR.









LAS HADAS LES ESTÁN MUY AGRADECIDAS A LOS GUARDABOSQUES, BOMBEROS Y A LOS LEÑADORES QUE LIMPIAN EL BOSQUE.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada